lunes, 5 de mayo de 2014

Un puente en la playa. Amparo


En estos cuatro días he estado en la playa de Salobreña y en la casa de mi tita Mª Luz que esta en Motril.

El primer día fuimos a la casa dejamos las bolsas allí,  ¡a la playa! Cuando llegamos compramos unos vasos, gafas de buceo, chanclas, un tubo de bucear y unos patinetes de juguetes que mis hermanos se empeñaron en tener.
En la playa, el primero en meterse en el agua fue mi hermano Alexey, estuvo tanto rato que cuando salió vimos que se había quemado la espalda.
Después nos metimos los demás.  
Nos bañamos todos, menos mi madre que tenía mucho frió, Luis la cogió y la tiró al agua, nos divertimos mucho.
Y nos pusimos todos a nadar.
Allí había una pareja que estaba jugando al tenis, él le decía que le diera a la bola mas fuerte porque no llegaba.
A las cinco y media nos fuimos a  la casa, merendamos, vimos la televisión y jugué con mis hermanos al fútbol en la consola.
Como a mí no se me daba bien marcar goles yo pasaba la pelota a los compañero todo el rato consiguiendo que mis hermanos marcaran menos goles.
Cenamos carne en salsa que hizo Luis y tortilla, que estaban muy buenas, pero a mi hermano Alexey no le gustó la carne.
Al día siguiente nos comimos unas tostadas para desayunar, pero como mi hermano Alexey tenía mas hambre se comió la tortilla que le sobro a Luis que tenia picante. Cuando se comió el primer trozo empezó a pedir agua como un loco y se bebió media botella.
Nos fuimos a Salobreña al Mercadona para comprar comida para la barbacoa, compramos: carbón, chuletas y otras carnes, también compramos mermelada, cereales, capuchino, chocolate, chorizo, yogur, colacao y coca cola.
Después nos volvimos a Motril para ir al bar Serranito para visitar a una amiga de mi madre con la que había trabajaba allí. Pero como estaba cerrado nos fuimos a su casa que no ha cambiado nada desde que nos fuimos de Motril.



    

  


1 comentario:

  1. HOLA AMPARO SEGURO QUE TE LO PASASTE MUY BIEN.
    YO TAMBIÉN ESTUVE EN MOTRIL EL SÁBADO TOCANDO EN LA PLAZA DE TOROS.
    UN SALUDO DE ESTEBAN

    ResponderEliminar