viernes, 29 de abril de 2011

LA SEMILLA MÁGICA. Amparo


Érase una vez una niña que se llamaba Carmen.  Tenia una semilla que plantó en una maceta.
Todos los días la regaba y creció y creció.
Salió del planeta y llegó a Marte.
Cuando los marcianos la vieron, se asustaron porque creían que era una bomba y se escondieron.
Esperaron y esperaron pero no estalló.
Hasta que un día una bolita de color verde pistacho explotó y salió una flor. De dentro de la flor salió una mariposa .
Desde entonces por las noches, cuando miras al cielo, si te fijas mucho y tienes buena vista, veras una estrella con un millón de colores.




     
 

1 comentario: