martes, 16 de noviembre de 2010

MI PERRO, ALEJANDRO

Este verano estuve en la playa, mi primo y yo fuimos a la playa de  Almería.

Solté a mi perro grande  para que paseara por  allí,  los socorristas estaban haciendo el tonto.
Había una niña en la playa que no sabia nadar,  mi perro salió corriendo a salvar a la niña, la trajo de vuelta cogida por el bañador y toda la gente empezó a acariciar a mi perro.

2 comentarios: